Pasan 10 meses…

Pasan 10 meses… y no reciben restos

Nueva imagen (2)

Ezequiel Mora Chávez participó en la marcha de ayer, del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez. Foto: Francisco Barrón

César Martínez /Reforma

Cd. de México (27 julio 2015).- Casi ocho meses después de que la Procuraduría General de la República (PGR) le asegurara que su hijo fue quemado en el basurero de Cocula, Guerrero, Ezequiel Mora Chávez no ha recibido el hueso con el que supuestamente se confirmó la identidad de Alexander Mora Venancio.

El joven de 21 años formaba parte del grupo de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa que desapareció tras ser agredido la noche del 26 de septiembre en Iguala.

El 5 de diciembre, la PGR le informó a Mora Chávez que un hueso y una muela fueron analizados en la Universidad de Innsbruck, en Austria, pero desde entonces no ha recibido ningún resto.

“Me han quedado mal, son unos mentirosos, porque a la fecha no me han entregado nada de los restos”, comentó el campesino de 63 años.

“Primero quedaron de entregármelos 15 días después de que me informaron que mi hijo había sido identificado, luego me pidieron prórroga de tres semanas más y luego nada, ni si quiera me han dicho por qué no me los pueden entregar”.

Para él, que inicialmente se había hecho a la idea de la muerte de su hijo, sin sus restos, aunque éstos sean un cacho de hueso y una muela, no puede creer la versión de que fue quemado.

“Para mí, mi hijo sigue desaparecido, no está muerto, si no me entregan los restos no les voy a creer nada, era un hueso nada más y ni eso”, reclama al participar en la jornada por 10 meses de la agresión a los estudiantes.

“Ahora, si hubiera sido la gente de la delincuencia pues estaría conforme, pero se lo llevaron uniformados, de todas las corporaciones, militares, policías federales, estatales, municipales, todos intervinieron ahí, yo sé que sí”.

Además de trabajar en el campo, el hombre, oriundo de Tecuanapa, Guerrero, se dedicaba a conducir un camión, aunque admite que desde la desaparición de su hijo no ha trabajado.

“Ahora sí que ellos quieren que los luchadores sociales ya no les griten, porque él (el Presidente Enrique Peña Nieto) está muy contento con su vida, pero está muy equivocado, es como si estuviera peleando con un país extranjero.

“Yo creo que los militares es para salvaguardar la Nación en caso de que otros países se vinieran para acá, no para estar atacando a personas desarmadas como profesores o estudiantes nomás porque les gritan”.

Tras la versión oficial que confirmaba la identidad del normalista, el grupo de forenses argentinos advirtió que ellos no estaban presentes al momento en que personal de la PGR encontró la bolsa con los restos incinerados.

El 7 de diciembre, ante empresarios, el Presidente Peña Nieto dio el pésame a los familiares de Alexander Mora Venancio.
 

Anuncios